Confesiones de un maldito…

  • 0

Como todo buen villano tengo mi historia, no crean que fui malo siempre, ame, llore, sufrí, morí y a raíz de eso cambie, así es cambie, era un chico con baja autoestima que pesaba aproximadamente 90 kilos y digo aproximadamente porque no me gustaba ver mi peso, porque detestaba quien era, tuve que ser tirado para amarme, tuve que bajar 30 kilos para saber hasta donde podía llegar, saber quien era y que quería con la promesa firme de que nadie ni nada me haría lo mismo, que había sido la ultima vez, estaba decidido a hacer el sacrificio de ser lobo con piel de carnero sin importar el costo.

 

Pasando el tiempo y agarrando practica puede decirse que encontré el amor y estaba decidido a defenderlo fuera el costo, posteriormente estaba a la defensiva de quien o que se metería para hacerme la vida imposible, ¿Quien se atrevería a interferir en mis planes? Posteriormente me di cuenta que era una persona totalmente inferior a mi con aires de grandeza que ni mostraba ni era ser quien decía ser pero juzgaba con facilidad ese fue su “error” y como siempre digo:

 

“Siempre consigo, lo que YO quiero”

 

Así es intento entrometerse en el corazón de quien no debe, se creía invencible y superior a mi, pero le mostré su error, mostrándole que yo siempre obtendré lo que el jamás obtendrá, le mostré su eterna condena de ver a oscuras, derroque su corazón, su alma y su familia, lo elimine del mapa del ambiente que por derecho y por poder, me pertenece, salí victorioso pero por su culpa perdí a quien amo por su maldita lastima, por su estupidez e ignorancia mi esfuerzo se fue opacada y lo siento por el porque cuando tomo una presa no la suelto claro, tendrá que aprenderlo a la mala porque cuando menos lo vuelva a creer le daré la ultima mordida en lo que claro trato de recuperar al que quería mostrándole quien soy verdaderamente, destruiré todo aquel que hirió de muerte mi mundo, no es bonito lo que se siente ser el malo de la historia, no es bonito lo que siento ahora, pero ahora puedo decir que se siente increíble estar del otro lado del bando pero solo pienso estar un rato…

No hay comentarios: